Las limitaciones y confusiones en torno a WordPress.com

Hace unos días, escribí en Linux Hispano, otro de los blogs donde escribo, una entrada similar a esta hablando de las confusiones que existen para el gran público en WordPress.com y el proyecto de software libre WordPress. Hoy voy a escribir un artículo en este sentido, pero centrándome más en el orígen de esta confusión.

WordPress.org VS WordPress.com

Usar WordPress, en tu hosting, mantenido por ti, etc. es usar WordPress.org, WordPress autoalojado o directamente tener tu propio sitio gestionado por ti al 100% con el proyecto de software libre WordPress.

Usar WordPress.com es básicamente tener una cuenta de usuario, en una plataforma que nos permite tener un blog o una página. WordPress.com internamente usa WordPress; pero lo hace al igual que otros pocos millones de sitios. Sufriremos las limitaciones de la plataforma, y tendremos la ventaja de olvidarnos de la parte técnica.

El origen de la confusión: la marca

El origen de esta confusión no es otro que el uso de una marca. Cuando vamos a comprar (por ejemplo) unas zapatillas de correr de una marca, por poner un nombre “Asics”. Sabemos que al ver la marca, vemos un producto del que ya sabemos bastante. Las marcas nos ofrecen de forma intrínseca mucha información: calidad, tipo de producto, ciertas cualidades, precio, estética… digamos que si no existieran las marcas, sería complicado poder consumir; porque en cada producto o servicio tendríamos que andar informándonos de todo sobre él. La marca aligera este camino. Como el primer interesado en que identifiquemos la marca con unas características es el propietario de la misma, podemos decir que a la larga, eso nos da cierta seguridad de qué ofrece una marca.

El proceso contrario, cuando una marca pierde confianza por algo, también ocurre. Imaginad que se cae un avión de un fabricante X y una aerolínea Y. Esas dos marcas: X e Y, sufrirán una profunda crisis de confianza y será complicado por sus responsable volver a retomar el nivel que tenían antes del problema.

Una foto reciente de Matt Mullenweg, creado del proyecto WordPress y de Automttic:

La marca: WordPress

Y aquí viene el problema, la marca WordPress es la misma para el proyecto de software libre que para la plataforma de Automattic. En todo caso la plataforma le meten el .com pero al final, eso no es nada porque el .com lo tienen multitud de marcas en sus webs. Otro problema gordo además es que si tú tratas de crear un proyecto en Internet, y usas WordPress en tu nombre de dominio o en tu nombre de proyecto, te pueden pedir que lo cambien. Y hay casos sonados de gente que ha tenido que cambiar, sólo por daros uno que seguro conocéis: Ayuda WordPress ahora es AyudaWP. Adivinad por qué.

¿Por qué Automattic tiene esa exclusividad con la marca?

Aquí está el origen del problema: Matt Mullenweg uno de los fundados del proyecto de software libre, el más sonado de ellos, es también el dueño de Automattic. De forma que se genera una especie de simbiosis extraña que genera todo este problema que aquí comentamos.

El proyecto de software libre crece de mano de la comunidad, y a la vez ellos los apoyan pero se aprovechan de él (lo cuál es lícito) pero a la vez al mezclar la marca generan justo ese problema de dualidad: WordPress y WordPress.com. Y ahí es donde está el “marrón” del asunto. Ellos juegan confundir, como cuando dicen en la portada de WordPress.com:

el 30% de Internet funciona con WordPress

Y no mienten. Pero sí, creo que no deberían decirlo, porque de ese 30% que funciona con WordPress, ¿cuántos funcionan con WordPress.com? Diría que ni el 1% (aunque no son datos que tenga).

La solución

A largo plazo para resolver el problema de la marca y tal no la veo. La relación de Automattic con WordPress es enorme a todos los niveles: desde JetPack a WooCommerce pasando por la organización de eventos como las WordCamp. Además la tendencia es a peor: probad a usar el asistente de instalación y configuración de WooCommerce, cada vez mete más productos relacionados de Automattic, así que digamos que ahora no sólo WordPress, WooCommerce también es un proyecto bastante influenciado por Automattic (es propiedad suya desde hace no tanto).

Así que bueno, la solución a corto plazo y para cada uno siempre será la misma. Usar WordPress y olvidarnos de WordPress.com.

Y la única pega de usar WordPress en un sitio propio es tener que instalarlo y actualizarlo. A priori, si no te metes en usar plugins o temas raros, no debes tener problema con el mantenimiento. Y para instalarlo, el proceso además de sencillo está muy protocolizado en guías como esta donde se explica cómo instalar WordPress.

En el futuro hablaré de las limitaciones de WordPress.com y es que algunas se pueden salvar pagando (no poco dinero por cierto) pero muchas otras directamente, sin insalvables.