¿Por qué elegimos WordPress?

Todavía recuerdo hace años cuando era complicado elegir la mejor tecnología para aprender a desarrollar webs. Las tendencias hablaban de tecnologías muy trendy en aquel momento como Ruby On Rails. Parecía que PHP era algo antiguo, del pasado. Una tecnología obsoleta e insegura (lo de considerar inseguro una tecnología del lado del servidor siempre me ha llamado la atención); y por supuesto con muy poco futuro.

Si cometías “el error” de trabajar con PHP, parecía que estabas obligado a usar un framework en plan CakePHP o Symfony. Y ya si no querías eso, es que querías algo más denostado aún, un sistema gestor de contenido.

Por aquel entonces existía una lucha real entre tres actores: WordPress, Joomla! y Drupal. Drupal era muy técnico y gustaba mucho a los más puristas. Joomla! era el que venía de Mambo y tenía una comunidad asentada que cuidaba de él y su fama. Y luego estaba WordPress, ese CMS para crear “blogs”.

Todos estos tres sistemas gestores de contenido pecaban además de otro fallo: usaban bases de datos relacionales, MySQL o su sucesora libre, MariaDB. Eso tampoco era muy elegante, lo elegante era usar una base de datos no-SQL.

A pesar de todo eso, en Codection decidimos apostar desde el primer momento por WordPress. El tiempo parece que nos ha dado la razón. Pasados todos estos años WordPress no ha parado de crecer. Más de 3 de cada 10 sitios en toda la web usan WordPress y la tendencia es en aumento. Puestos a usar una tecnología popular, no hay duda. WordPress es más usado (muchísimo o infinitamente más usado) que cualquier otra tecnología.

Esto no quiere decir que sea la mejor tecnología. Digamos que la mejor tecnología no existe. En todo caso podríamos decir que una tecnología, más bien un conjunto de ellas, es una combinación buena para un caso concreto. Para un problema, que requiere de una solución concreta.

WordPress ha demostrado ser la base de la solución de muchos problemas. ¿Pero por qué? Por muchos motivos, esto daría para escribir otro artículo pero probablemente los principales sean los siguientes que os comento.

Mercado de hosting y desarrolladores pre-existente

En la época de los vídeos de cinta magnética, VHS gano la partida a sus contrincantes. Quizás no fuera el mejor, pero llegó un momento en que fue el más popular y el mercado lo marcó como estándar. Cuando WordPress empezó a crecer, se podía instalar sin problemas en cualquier hosting PHP y MySQL, que en aquella (y esta) época, son los más populares y baratos.

Usar Ruby On Rails, posteriormente nodejs o cualquier otra tecnología del lado del servidor, era un pelín más complicado. Había un mercado más pequeño.

Aparte estaba el tema de los desarrolladores. Multitud de desarrolladores PHP, Drupal y Joomla! no conocían WordPress, pero tenían muy fácil conocerlo, PHP y MySQL, con JavaScript, eran la base y ellos ya las conocían.

Apoyo empresarial

Cualquier proyecto de software libre de cierta entidad, necesita multitud de horas de trabajo de gente muy especializada. La comunidad ayuda, desarrolla y apoya. Pero cuando grandes empresas como Google con sus Summer Of Code, la propia Microsoft o medios online norteamericanos de primera línea; lo usan y aportan al código; todo se vuelve más fácil. Ya no digamos el desarrollo y apoyo a sueldo de Automattic.

Aparte WordPress.com ha sido la puerta de entrada al mundo WordPress de muchos usuarios. Y algo parecido y tan potente, no existe entre sus posibles competidores.

Un mercado en expansión de temas, plugins y desarrolladores

Una plataforma tecnológica de este tipo no puede hacer nada si no tiene una red económica detrás, que vive de él, y que ofrece soluciones para él en todos los idiomas y para todas las necesidades.

Os voy a hacer un símil que aunque algo lejano, creo que os ayudará a entenderlo. Una empresa automovilística está buscando un sitio para montar una fábrica de coches. Muchos pensarán que la montará donde más barato sea el suelo, la energía y la mano de obra. Eso es cierto, pero también pensarán en otros factores: la red de infraestructuras, la seguridad jurídica y sobre todo, la facilidad para encontrar profesionales y subcontratas especializadas. Sin trabajadores con mucha cualificación y alguna contrata especializada, será imposible mantener el ritmo de producción.

En el mundo de la tecnología web pasa algo parecido. ¿De qué te sirve montar una web si luego no puedes fácilmente comprar plugins para ella? ¿Y si necesitas un especialista SEO y los que hay no conocen tu plataforma? ¿Y qué pasa si necesitas a alguien para que te ajuste algo del theme? Si tu tecnología no la conoce nadie… tendrás complicado encontrar a un buen profesional (y ya no digamos si lo encuentras a qué precio te podrá cobrar sabiendo de su exclusividad).

Pero claro, no pienses que WordPress es para todo

Todo esto no quiere decir que WordPress sea la plataforma que debes usar o sobre la que debes aprender. A grandes rasgos te diría que WordPress es una plataforma muy orientada para desarrollos “genéricos” y más orientados al B2C (bussiness to customer). Es decir, si te especializas en WordPress, probablemente tengas mucho trato con clientes finales no técnicos que usan la plataforma, no con otros técnicos.

Aparte, si quieres desarrollar algo que se “salga de lo común”, que necesite guardas estructuras de datos muy extrañas o que sea un software poco orientado a la gestión de contenidos; probablemente WordPress no sea tu opción (aunque no la descartes por completo).

Así que bueno, parece que esta plataforma está más viva que nunca (a pesar del revuelo que está formando Gutenberg) y cada día podemos decir más alto que es una apuesta segura, tanto si eres desarrollador novel y quieres aprender una tecnología con mucho mercado y futuro, como si eres alguien que quiere montar su proyecto en la web y está buscando sobre qué tecnología hacerlo.1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Almacenamos las IPs desde la que se envían las valoraciones para evitar fraudes

Carrito

loader