Del diseño web a la especialización, siempre alrededor de WordPress

Siempre se lo digo a cualquiera que me pregunta. Si quieres tener un buen trabajo, un buen sueldo o una buena empresa; lo mejor que puedes hacer es especializarte. Y es que como dice el refrán el que mucho abarca, poco aprieta. Cuando hablas con alguien de fuera del sector y hablas de tecnología, de TIC, de informática… de cualquiera de esas palabras que definen el contexto en que nos movemos, se creen que los profesionales de este sector, lo mismo te arreglamos el móvil a que te hacemos una web o directamente te sintonizamos la tele.

Y es que si desconoces un sector, es complicado entender lo enorme que es. Cuanto más especializado estás, más ves un detalle en el que re-especializarte. ¿Y os preguntaréis por qué os hablo de esto? Porque este es el camino que hemos seguido en Codection desde que comenzamos y hoy quería contaros una pequeña reflexión sobre el tema.

Lo que hacíamos, lo que hacemos y lo que haremos: WordPress

Hay algo que coincide desde el primer momento. En esta empresa, en sus inicios había dos ramas diferenciadas de negocio. Por un lado, una dedicada al hardware, a la sensorización usando hardware libre y Arduino. Otra, centrada en la web, siempre en torno a WordPress. Una empresa creada por Ingenieros en Informática puede especializarse en multitud de tecnologías, pero tanto el mercado como nuestra propia experiencia; nos llevó sólo a hacer proyectos en torno a WordPress y cada vez más concreto.

En un comienzo hacíamos todo tipo de diseño web. ¿Eso qué incluye? Pues todo el proceso:

  • Reunirte con el cliente y que te cuente qué quiere
  • Ofrecerle una solución
  • Buscar o hacer un diseño y ejecutárselo
  • Modificar y rehacer cada detalle
  • Darle soporte y mantenimiento en el tiempo

¿Qué problema tenía este tipo de trabajo? Pues básicamente que somos muy técnicos y que poco a poco… nos dábamos cuenta de que había fases en ese proceso que os contamos que se nos hacían muy largas. A la vez que hacíamos este tipo de trabajos, empezábamos a trabajar para otra gente que hacía lo mismo.

Es decir, en vez de trabajar con el cliente final; también teníamos proyecto donde el cliente final trataba con una empresa; que era su vez nuestro cliente.

De B2C a B2B

Y es que sin darnos cuenta, fuimos rotando en el mundo de la consultoría web, de ser una empresa para cliente finales (bussiness to customers) a ser una empresa, que resolvía problemas y trabajaba para otras empresas (bussiness to bussiness). ¿Y eso? ¿Qué tiene de bueno? Al menos para nosotros muchas cosas.

Siendo muy técnico, es complicado en ocasiones entenderte con el cliente final que está a pie de calle. Él ni conoce la tecnología al nivel que te gustaría a ti que la conociera ni sabe de la complejidad/facilidad de algunos detalles, así que hace falta mucho diálogo con él. Francamente, preferíamos evitar este proceso de formación en tecnología al cliente y recibir proyectos con requisitos creados por otros profesionales.

Para que os hagáis una idea de dos proyectos tipo:

  1. Cliente final: quiero una web como esta. Y te enseña una web con mucha funcionalidad y aspecto de una concesionario de coches de ocasión
  2. Cliente empresa que le piden ese trabajo: necesito que me prepares un importador de vehículos para traer del WebService del proveedor y poder mostrarlos en WordPress. Nosotros te preparamos las vistas y tú sólo tienes que darle vida a las fichas, los listados y las búsquedas

Realmente el presupuesto si haces el proyecto entero es mucho mayor. Pero toca cosas como:

  • Diseño gráfico
  • Posicionamiento
  • Problemática diaria con cliente

En el que no somos tan competitivos (y que otros sí lo son). Así que en vez de ocuparte de todo, te ocupas de la parte en la que realmente aportas valor. Y sí, cobrarás menos por ese proyecto pero:

  • Harás muchos más proyectos, así que ganarás más
  • Vivirás más feliz haciendo algo que te gusta y no haciendo “de todo”
  • Darás valor a tus clientes y ellos sabrán que ese detalle tan complicado para ti, lo dejan en buenas manos en alguien que sabe hacer eso muy bien

¿Cómo saber en qué especializarte?

Esta pregunta es compleja y diría que solo tiene una respuesta: trabajando y estudiando (o habiendo estudiado previamente). Cuando empiezas a conocer un sector en profundidad sufres un defecto cognitivo llamado efecto Dunning-Kruger. Si no lo conocéis por el nombre, seguramente lo hayáis experimentado:

El efecto Dunning-Kruger es un sesgo cognitivo según el cual los individuos con escasa habilidad o conocimientos sufren de un sentimiento de superioridad ilusorio, considerándose más inteligentes que otras personas más preparadas, midiendo incorrectamente su habilidad por encima de lo real

Básicamente pasa cuando empiezas a aprender algo. Al conocer “ese algo” que para ti “es tan enorme” (respecto a lo que conocías antes), te crees que sabes mucho, así que te crees experto en todo. Puedes creerte experto en informática, en desarrollo web o en WordPress. Probablemente estés equivocado. Podrás llegar a ser experto en un trozo de la tarta muy pequeño, pero nunca en la tarta entera.

Y justo ahí está el secreto. Llegar a tener un conocimiento suficiente sobre algo, lo suficientemente necesario en el mercado, y lo suficientemente acotado para que puedas ser competitivo. Dar soluciones buenas y rápidas a problemas que para otros son complejos y largos. Así, crearás valor y podrás ser alguien que aporte soluciones a problemas reales.

Mi recomendación para que encontréis vuestro trozo de tarta: trabajo y estudio, para que a base de prueba y error, lleguéis a ser el profesional especializado que queréis ser.

¿En qué estamos especializados ahora mismo?

En alguna cosa más pero así se me ocurren las siguientes:

  • Crear soluciones para poder unir RedSys, Ceca o Bizum a cualquier plugin WordPress
  • Importar y exportar usuarios y clientes, en WordPress y WooCommerce
  • Unir una fuente de datos externa, ya sea de una inmobiliaria, de vehículos de ocasión o de reservas; a WordPress, de forma que puedas manejar datos externos de forma automática en la web tu concesionario, inmobiliaria u hotel
  • Crear flujos de trabajo o de compra completamente diferentes en tu tienda WooCommerce
  • Optimizar tu WordPress, tu base de datos, tus consultas SQL o tus assets (CSS y JS) de forma que tu web vuele y los plugins y soluciones enlatadas para optimizar se te hayan quedado cortas
  • Arreglarte ese agujero de seguridad que tienes y de paso borrar los rastros que te hayan dejado los bots que te hayan infectado
  • Migrar tu sitio o tu tienda, haciéndolo lo más rápido y mejor posible
  • Conectar tu WordPress con una API externa que ha creado la persona que te ha desarrollado una app. Prefieres que la gestión del contenido sea en WordPress, pero necesita poder comunicarte con esa API tan personalizada

Y así unas pocas cosas más, como veis no tienen por qué ser pocas tareas ni muchas; pero tienen que ser lo suficientemente concretas como para que puedas llegar a ser “experto” en ellas y puedas darle salida de forma rápida, eficaz y con calidad.1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

Almacenamos las IPs desde la que se envían las valoraciones para evitar fraudes

Carrito

loader